Levante la mano quién ha gastado todo su dinero en libros.