Por eso leemos en inglés...