Los ingredientes de nosotros los lectores