Pareciera que así se hacen los libros, jajaja.