La vida del lector a veces es: esperar.